Diario La Nación - Suplemento Moda & Belleza | Jueves, 16 de Octubre de 2008

Entrenadas para cuidar- Niñeras Profesionales

Haga click para agrandar la imagen

  Estoy dejando el bien más preciado de mi vida, mi hija Olivia, dice Cecilia Giordano. Por eso, no le pareció un exceso contratar a una consultora y entrevistar a diez candidatas hasta encontrar a la niñera perfecta. (..)
  Las agencias de selección y capacitación de niñeras profesionales ofrecen esas y otras ventajas. Aseguran una mayor confiabilidad, ya que realizan a las postulantes baterías de tests psicotécnicos y estudios socioambientales, exigen documentación y libreta sanitaria, y verifican las referencias. Por lo general, ofrecen una garantía, por la cual si los padres no están conformes o la empleada renuncia antes de los tres meses, la agencia realiza una nueva búsqueda y cubre el puesto. Además, algunas efectúan entrenamientos previos y seguimientos de control. El honorario que cobra el selector es el equivalente a un sueldo, aproximadamente.
  La niñera, que cumple la función materna, debe estar capacitada para satisfacer las necesidades básicas del bebe: afecto, seguridad, protección y estimulación. Esto incide en su desarrollo intelectual y emocional. (...)
  Otra modalidad son los jardines de infantes a domicilio. Es un espacio de socialización, juego y aprendizaje, de 3 a 5 alumnos de la misma edad, con una docente a cargo, en un lugar más seguro y conocido. La atención es más personalizada. Una niñera siempre es más costosa, pero cubre horarios más prolongados. El jardín rodante se arma dos veces por semana, dos horas, y cuesta $ 170. O de lunes a viernes, tres horas, por $ 350, que a veces resulta más económico que un jardín común, cuenta la maestra de nivel inicial Josefina Fatur Depetris, que hace tres años creó Paso a Paso, mi Jardín Rodante. Otra alternativa para el difícil arte del cuidado de un bebe.

María Paula Zacharías


Volver al listado de prensa
SOLEDAD FIORDA (NOVIA)
Desde que planeamos nuestro casamiento, sabíamos que los niños estarían incluidos en la fiesta, queríamos que compartieran ese momento con nosotros. Pero cómo recibirlos para estén cómodos y disfruten tanto ellos como sus padres?. Había visto a las chicas de “Jardín Rodante” en el casamiento de una amiga y me había impresionado lo entretenidos que estaban los chicos, la cantidad de materiales que tenían para jugar y el amor con el que las chicas los atendían. Pedí sus datos, las contacté y el resultado fue igualmente Feliz. Nos dijeron que la pasaron tan bien que cada vez que los vemos, los chicos nos preguntan: ¿Cuándo nos casamos de nuevo?.
Palacio Sans Souci