Revista Todos los días con... Maru | Lunes, 07 de Junio de 2010

¡Me quedé sin Niñera...! ¿Y ahora qué hago?

Haga click para agrandar la imagen

   Cuando la persona de confianza que te ayuda con los chicos y la casa te avisa que se va, es todo un tema. Necesitás reemplazarla pronto, pero sin fallar en la elección. Te proponemos soluciones seguras, rápidas y ala medida de tu familia para encontrar a la nueva baby sitter.

   Hay muchas situaciones que pueden llevarte a buscar una niñera. Que la tuya haya renunciado es la más urgente, pero no la única. A veces la vida nos cambia: tenemos nuestro primer bebé o se agranda la familia con un segundo o tercer hermano. Y aunque en estos casos tengamos más tiempo para programar entrevistas, pedir recomendaciones y poner a prueba a alguien, no es fácil dar con la persona adecuada para cuidar lo más valioso que tenemos. Esa baby sitter a quien vamos a delegarle el cuidado de nuestros chicos con absoluta tranquilidad mientras estamos en la oficina o queremos tomarnos un break siendo amas de casa. Si bien la recomendación de boca en boca todavía se usa, en los tiempos que se viven rodeados de peligros y alertas, los padres se inclinan por agencias o consultoras especializadas. (…)

Requisitos modernos

   La señora que plancha y limpia en casa que luego termina cuidando también a nuestros hijos a medida que nacen, es una tendencia en baja, salvo si la preparamos especialmente. Muchos papás profesionales prefieren dividir el horario de 7 u 8 horas en el que se ausentan de su casa en dos turnos: la señora que viene 4 horas para limpiar y deja algo cocinado, y la niñera que la releva a la tarde cuando los chicos salen de la escuela. En estos casos buscan baby sitter especializadas y hasta bilingües. (…)

Te ayudo a buscar
   Si podés permitirte un gasto extra por única vez, es bueno que concertes una entrevista con una consultora y que sus especialistas hagan la selección de las personas (de entre 20 y 55 años de edad) indicadas para tus hijos, de acuerdo a las necesidades, al presupuesto y al perfil de tu familia.
   Con un equipo de expertos que van desde psicólogos y terapistas ocupacionales hasta docentes y psicopedagogos, estas orientadoras tienen el ojo entrenado y la capacitación como para enviarte a dos personas preseleccionadas para que vos puedas quedarte con tu preferida. Las consultoras dan un período de prueba que va de los 45 a 60 días y se responsabilizan por el personal que seleccionaron. Las empleadas que sugieren, cobran en blanco, por una jornada de 8 horas de lunes a viernes, un sueldo que va de los $1600 a los $1800, con aportes de $82 ante la Afip. Claro que estos valores cambian de acuerdo a la cantidad de chicos que queden a su cargo y a la extensión o reducción del horario de trabajo. (…) El costo de contratar a profesionales que te orienten en la búsqueda y te recomienden a la persona idónea que estás buscando, se paga por única vez y equivale a un sueldo igual al que hayas pautado con tu nueva baby sitter. En algunos casos, el precio baja al 85% de la remuneración pactada y se puede pagar en cuotas. “También podés contratar acompañantes nocturnas para mamás parturientas o puérperas, niñeras para eventos o salidas de fin de semana, baby sitter de fin de semana, personal express suplente para cubrir a tu niñera oficial cuando está enferma y hasta un staff fijo de docentes para armar jardines rodantes (guarderías que se organizan rotando un día en la casa de cada amigo). En general la baby sitter por hora tiene un costo de $20 y se puede contratar un mínimo de 4 horas. Si hay dos chicos para cuidar, el monto sube a $25. ¿Cuál es la especialidad de la elegida? Suele ser una maestra jardinera ya egresada o avanzada en la carrera y puede manejar el idioma que quieras que tu hijo practique. Si tuviese mellizos o trillizos, se buscará una persona con experiencia en el cuidado de chicos con necesidades simultaneas y edades afines”, aclara Josefina Fatur Depetris, coordinadora de la consultora Paso a Paso.

Los miedos frecuentes
   Cuando es un bebé quien va a quedar a cargo de la niñera, el temor de los padres aumenta. Por extrema fragilidad y, sobre todo, por su incapacidad de expresarse, de contar si algo sucede. Saben que los chicos más grandes pueden hablar y, llegado el caso, serán capaces de mencionar cualquier conflicto, problema o maltrato que recibieran por parte de la persona que se queda con ellos. Por eso es importante que cuentes con especialistas que entrevisten, hagan test psicotécnicos y corroboren las referencias (para detectar falsas) de la persona a quien le vas a dar la llave de tu casa y la confianza para velar por tus chicos. (...)

¿Qué piden hoy los papás y a qué tenés que prestarle atención cuando hagas tu búsqueda de niñera?
• Que tenga buenos recursos emocionales.
• Que tenga vocación.
• Que tenga experiencia previa y que se puedan chequear esas referencias.
• Que esté capacitada en la resolución de situaciones críticas.
• Que tenga nociones de primeros auxilios.
• Que tenga sentido común ante situaciones simples que le plantees (¿qué harías si te tocan el timbre mientras estás bañando al bebé?).
• Que puedan retirarlos del colegio, llevarlo a actividades extra y darles apoyo escolar si es necesario.
• Que pueda prepararle la comida a los chicos y mantener el orden básico de los juguetes y el desorden que se genera en la actividad infantil.
• Que tenga nociones de higiene y seguridad para evitar intoxicaciones y accidentes caseros.
• Que sepa marcar buenos límites sin maltratar ni gritar.
• Que pueda adaptarse a la forma de crianza de la familia.

Analía Severino


Volver al listado de prensa
GISELA GARCÍA (NOVIA)
Quería agradecerles lo que hicieron. Todas las mamás estaban re-contentas con ustedes y los chicos lo pasaron bárbaro...
Alvear Palace Hotel